Aprende a aplicar pasta térmica a tu CPU

Aprende a aplicar pasta térmica a tu CPU

La pasta térmica protege los núcleos de la CPU y a veces la tarjeta gráfica del sobrecalentamiento. El coste de la pasta de calidad es bajo, y el cambio no tiene que hacerse tan a menudo (depende de los parámetros individuales). El proceso de solicitud no es muy complicado.

Además, no siempre es necesario sustituir la pasta térmica. Algunas máquinas tienen un excelente sistema de refrigeración y/o procesadores no demasiado potentes, lo que, aunque la capa existente quede totalmente inutilizada, evita un aumento significativo de la temperatura.

Índice

    General.

    Si nota que la carcasa de su ordenador se ha sobrecalentado (el sistema de refrigeración hace más ruido de lo habitual, la carcasa se ha calentado más, el rendimiento ha bajado), entonces es necesario pensar en cambiar la pasta térmica.

    Para los que construyen un ordenador por su cuenta, aplicar pasta térmica a la CPU es una obligación. La cuestión es que la primera vez que el procesador "sale de la estantería" puede calentarse más de lo habitual.

    Sin embargo, si ha comprado un ordenador o portátil que aún está en garantía, es mejor que no sustituya la pasta térmica usted mismo por dos razones:

    • El aparato sigue estando en garantía, y cualquier usuario que "manipule" las "entrañas" de la máquina por su cuenta es probable que pierda la garantía. Como último recurso, póngase en contacto con el centro de servicio con todas sus quejas sobre el funcionamiento de la máquina. Los especialistas averiguarán cuál es el problema y lo arreglarán en garantía.
    • Si la unidad aún está en garantía, probablemente la compraste hace no más de un año. Durante ese tiempo, la pasta térmica rara vez tiene tiempo de secarse y fallar. Tenga en cuenta que los cambios frecuentes de pasta térmica, así como el montaje y desmontaje del ordenador (especialmente del portátil) también tienen un impacto negativo en su vida útil (a largo plazo).

    Lo ideal es aplicar la pasta térmica cada 1-1,5 años. Aquí tienes algunos consejos para elegir el aislante adecuado:

    • Es conveniente excluir inmediatamente las opciones más baratas (como KPT-8 y similares), ya que su eficacia deja mucho que desear, y eliminar una capa de pasta térmica barata, para sustituirla por una análoga de mayor calidad, es difícil.
    • Preste atención a las opciones que contienen compuestos de oro, plata, cobre, zinc, partículas de cerámica. Un paquete de este material cuesta mucho, pero se justifica porque proporciona una excelente conductividad térmica y aumenta el área de contacto con el sistema de refrigeración (genial para procesadores potentes y/o con overclocking).
    • Si no tiene problemas graves de sobrecalentamiento, elija una pasta del segmento de precio medio. Este material contiene silicona y/o óxido de zinc.

    Cuál es el peligro de no aplicar pasta térmica a la CPU (sobre todo en el caso de PCs con poca refrigeración y/o procesadores potentes):

    • Las ralentizaciones van desde las menores hasta los graves fallos.
    • El riesgo de que una CPU incandescente dañe la placa base. En tal caso, es posible que incluso tenga que sustituir el ordenador/portátil por completo.

    Paso 1: trabajo preparatorio

    Se realiza en varios pasos:

    1. En primer lugar, hay que desconectar completamente el dispositivo de la fuente de alimentación; en el caso de los ordenadores portátiles, también hay que retirar la batería.
    2. Desmonte la caja. No hay nada complicado en esta etapa, pero el proceso de desmontaje es diferente para cada modelo.
    3. Ahora hay que limpiar las "entrañas" de polvo y suciedad. Para ello, utilice un cepillo no rígido y un paño seco (toallitas). Si se utiliza una aspiradora, pero sólo en el ajuste de potencia más bajo (que tampoco se recomienda).
    4. Limpiar el procesador de residuos de pasta térmica antiguos. Para ello puedes utilizar toallitas, bastoncillos de algodón, goma de borrar escolar. Las toallitas y los bastoncillos pueden sumergirse en alcohol para mejorar el efecto. No utilice nunca las manos, las uñas u otros objetos punzantes para eliminar los restos de pasta térmica.

    Paso 2: aplicación

    Siga estos pasos al presentar la solicitud:

    1. Para empezar, aplique una pequeña gota de pasta en el centro del procesador.
    2. Ahora extiéndelo uniformemente por toda la superficie del procesador utilizando el pincel especial que viene con él. Si no tienes un pincel, puedes utilizar una tarjeta de plástico vieja, una tarjeta SIM vieja, un pincel de esmalte de uñas o ponerte un guante de goma en la mano y utilizar el dedo para untar la gota.
    3. Si una gota no es suficiente, vuelva a dejarla caer y repita los pasos del punto anterior.
    4. Si la pasta se sale del procesador, retírela con cuidado utilizando bastoncillos de algodón o toallitas secas. Es aconsejable mantener la pasta fuera del procesador ya que puede perjudicar el rendimiento del ordenador.

    Una vez terminado el trabajo, vuelva a montar la máquina a su estado original después de 20-30 minutos. También se recomienda comprobar la temperatura del procesador.

    Lección: Cómo averiguar la temperatura de la CPU

    Aplicar pasta térmica al procesador no es difícil, sólo hay que tener cuidado y observar las normas básicas de seguridad al trabajar con componentes informáticos. Una pasta térmica de buena calidad y aplicada correctamente puede durar mucho tiempo.

    Nos alegramos de haber podido ayudarle con su problema.

    Describa lo que no le ha funcionado.
    Nuestros especialistas tratarán de responder con la mayor rapidez posible.

    ¿Le ha ayudado este artículo?

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información


    Parada Creativa