Arranque limpio de Windows

Arranque limpio de Windows

El arranque limpio en Windows 10, 8 y Windows 7 (no confundir con una instalación limpia, que se define como la instalación del sistema operativo desde una unidad flash o un disco con el sistema anterior eliminado) permite solucionar los problemas del sistema causados por la ejecución incorrecta de programas, conflictos de software, controladores y servicios de Windows.

En algunos aspectos, el arranque limpio es similar al modo seguro (ver Cómo entrar en modo seguro en Windows 10), pero no es lo mismo. Cuando se entra en el modo seguro, Windows desactiva casi todo lo que no es necesario para funcionar, y utiliza "controladores estándar" sin aceleración de hardware ni otras características (que pueden ser útiles para solucionar problemas de hardware y controladores).

Cuando se utiliza un arranque limpio de Windows, se supone que el sistema operativo y el propio hardware funcionan correctamente, y no se cargan componentes de terceros en el arranque. Esta opción de inicio es adecuada para aquellos casos en los que se necesita identificar exactamente el problema o el software conflictivo, los servicios de terceros, que interfieren con el funcionamiento normal del sistema operativo. Importante: para configurar un arranque limpio, debe ser administrador del sistema.

Índice

    Cómo realizar un arranque limpio de Windows 10 y Windows 8

    Para realizar un arranque limpio de Windows 10, 8 y 8.1, pulse Win+R en su teclado (Win es la tecla del emblema del sistema operativo) y escriba msconfig en la ventana Ejecutar, haga clic en Aceptar. Se abre la ventana de configuración del sistema.

    A continuación, en orden, complete los siguientes pasos

    1. En la pestaña General, seleccione "Inicio selectivo" y desmarque "Cargar elementos de ejecución automática". Nota: No tengo información exacta sobre si esta acción funciona y es obligatoria para el arranque limpio en Windows 10 y 8 (definitivamente funciona en 7, pero aquí es razonable asumir que no).
    2. En la pestaña "Servicios", marque "No mostrar los servicios de Microsoft" y luego, si tiene servicios de terceros, haga clic en "Desactivar todos".
    3. Haz clic en la pestaña "Autorun" y luego en "Open Task Manager".
    4. El Administrador de Tareas se abrirá en la pestaña "Autorun". Haga clic con el botón derecho del ratón en cada uno de los elementos de la lista y seleccione "Desactivar" (o hágalo mediante el botón situado en la parte inferior de la lista de cada elemento).
    5. Cierre el Administrador de tareas y haga clic en "Aceptar" en la ventana de configuración del sistema.

    Después de eso, reinicie el ordenador - se producirá un arranque limpio de Windows. A continuación, devuelva todos los cambios realizados al estado original para que el sistema vuelva a arrancar normalmente.

    Anticipándome a la pregunta de por qué desactivamos los elementos de ejecución automática dos veces: la cuestión es que simplemente desmarcando "Cargar elementos de ejecución automática" no se desactivan todos los programas cargados automáticamente (o posiblemente no se desactivan en absoluto en 10 y 8, como mencioné en el punto 1).

    Arranque limpio de Windows 7

    Los pasos para un arranque limpio en Windows 7 casi no difieren de los enumerados anteriormente, excepto los elementos relevantes para deshabilitar adicionalmente los elementos de ejecución automática - estos pasos no son necesarios en Windows 7. Es decir, los pasos para habilitar el arranque limpio son los siguientes:

    1. Pulse Win+R, escriba msconfig, haga clic en "Aceptar".
    2. En la pestaña "General", seleccione "Inicio selectivo" y desmarque "Cargar elementos de ejecución automática".
    3. En la pestaña "Servicios", activa "No mostrar los servicios de Microsoft" y luego desactiva todos los servicios de terceros.
    4. Haga clic en Aceptar y reinicie el ordenador.

    Se vuelve al arranque normal deshaciendo los cambios realizados de la misma manera.

    Nota: en la pestaña "General" de msconfig, es posible que también haya observado el elemento "Diagnóstico de inicio". Esto es esencialmente lo mismo que un arranque limpio de Windows, pero no le da ningún control sobre lo que va a arrancar exactamente. Por otro lado, como primer paso antes de solucionar el problema y encontrar el software que lo causa, puede ser útil realizar un diagnóstico.

    Ejemplos de uso del modo de arranque limpio

    Algunos escenarios posibles en los que un arranque limpio de Windows podría ser útil:

    • Si el programa no se puede instalar o desinstalar a través del desinstalador incorporado en el modo normal (es posible que tenga que ejecutar manualmente el servicio de Windows Installer).
    • El programa no se inicia en modo normal por razones poco claras (no faltan archivos necesarios, sino algo más).
    • No se pueden realizar acciones en algunas carpetas o archivos porque están en uso (sobre este tema, véase también: Cómo eliminar un archivo o carpeta que no se puede borrar).
    • Aparecen errores inexplicables cuando el sistema está funcionando. En este caso, el diagnóstico puede ser largo - comience con un arranque limpio, y si el error no aparece, intente habilitar los servicios de terceros y luego los programas de ejecución automática uno por uno, reiniciando cada vez para identificar el elemento que causa el problema.

    Y un punto más: si en Windows 10 u 8 no puedes recuperar el "arranque normal" en el msconfig, que siempre es "Arranque selectivo" allí después de reiniciar la configuración del sistema, no te preocupes - este es el comportamiento normal del sistema si configuraste manualmente (o con programas) los servicios de inicio y quitaste los programas del arranque automático. También puede ser útil el artículo oficial de Microsoft sobre el arranque limpio de Windows: https://support.microsoft.com/ru-ru/kb/929135

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información


    Parada Creativa