¿Cómo aflojar un tornillo oxidado?

¿Cómo aflojar un tornillo oxidado? Siempre puede presentarse el problema de conseguirnos tornillos que se encuentren oxidados y los cuales resultan difíciles de sacar. Hoy nos corresponde hablar sobre la manera de lograr que los mismos puedan aflojarse, de manera que los quitemos con mayor facilidad. Sigue leyendo nuestro artículo y aprende más.

Tornillos oxidados

Cuando tratamos de sacar un tornillo que se encuentre realmente ajustado o que haya sido objeto de oxidación, siempre resultará un inconveniente para retirarlos. Sin embargo con algunas técnicas que se aplican y que las iremos mencionando podemos lograr el cometido con mayor facilidad.

Uso de aceites o lubricantes

Si ya hemos hecho uso de cualquier cantidad de herramientas para retirar los tornillos oxidados sin tener éxito, es momento de utilizar algunas técnicas un poco más fuertes, para ello es necesario adquirir en la ferretería aceite o lubricante, agregarlo en el tornillo oxidado o que se encuentre muy ajustado y dejarlo actuar por un tiempo prolongado. Una vez transcurrido el tiempo podremos intentar de sacarlo y estamos seguros que el proceso será exitoso.

Lea más: cómo reparar un teclado de PC

Pasos o técnicas para aflojar un tornillo oxidado

Como ya mencionábamos en párrafos que anteceden, existen varias maneras o técnicas que podemos aplicar para obtener el éxito a la hora de retirar los tornillos oxidados, aunque ya mencionamos algunas, queremos exponer otras que servirán de ayuda en estos casos.

Aplicar una gaseosa

Este paso aunque puede resultar algo extraño, a la vez es muy eficiente. Para ello lo primero que haremos es aplicar la gaseosa en el área donde se ubica el tornillo, no importa el material donde se encuentre, madera, metal e incluso concreto. Este procedimiento lo realizaremos durante varias oportunidades en el día, dejaremos actuar por doce horas aproximadamente, tratando que el material lo absorba, de esta forma es posible sacar el tornillo sin mayor inconveniente.

Aplicar la fuerza y martillarlo previamente

En caso que continúe pegado el tornillo, tendremos que colocar de manera correcta el destornillador y martillar la pieza con golpes suaves pero precisos, esta es otra posible solución y será posible que debido a las vibraciones el material ceda y logremos el éxito del proceso.

Usar un desoxidante para sacar el tornillo

Si hemos utilizado cualquier cantidad de métodos, aún los que ya hemos expuesto anteriormente, sólo nos queda aplicar un producto antioxidante, para lo cual es necesario ir a la ferretería y solicitar el denominado WD 40, pudiendo asimismo aplicar uno parecido. En este caso agregamos una cantidad generosa en el área donde se ubica el tornillo, dejamos que el producto actúe por una media hora aproximadamente. Pasado este tiempo intentamos nuevamente aflojar el tornillo.

Lea más: Cómo restablecer la configuración de fábrica de Windows 11

Calentamiento de la pieza

Si hemos utilizado el producto WD 40 o cualquier otro antioxidante y aún así no hemos tenido suerte, es momento de intentar el último paso, calentar el tornillo. Para tales fines calentamos el tornillo por espacio de diez minutos, posteriormente colocamos hielo, por medio de este proceso se logrará la dilatación y compresión de ambos materiales, con lo cual lograremos el éxito en el procedimiento.


Parada Creativa Todo sobre Tecnología
Un Como Hacer.