Cómo aprender a leer 5 veces más rápido y recordar mejor lo que se lee

Cómo aprender a leer 5 veces más rápido y recordar mejor lo que se lee

La lectura es una de las habilidades más importantes para el ser humano. Y... por desgracia, inmerecidamente olvidada en los últimos años. "Escaneamos" los textos en lugar de leerlos en el pleno sentido de la palabra, y no recordamos bien lo que hemos visto. Y según las estadísticas, ¡uno de cada cuatro adultos estadounidenses en 2016 no cogió ningún libro!

♥ ON TOPIC: ¿Qué leen los multimillonarios? Los 10 libros favoritos de los directores generales de las empresas del mundo.

Hoy en día, se cree que leer es perder demasiado tiempo, es más fácil ver un vídeo. Pero la lectura no tiene por qué ser lenta: existe la lectura rápida, con cuya ayuda cualquiera puede leer 5 veces más rápido y memorizar mejor lo que ha leído.

Por ejemplo, el adulto medio domina unas 300 palabras por minuto, ¡y una persona que ha recibido una formación especial ya tiene 1.500! El primero leerá un libro de 100.000 palabras en 5,5 horas, y el segundo en 50 minutos. El primero leerá 1,27 libros en una semana, y el segundo leerá 7 libros. ¡En un año, la proporción sería de 66,18 frente a 365! Como dicen, siente la diferencia.

Normalmente, la lectura rápida se aprende en cursos y libros, y lleva algún tiempo (varios meses). Pero puedes aumentar tu velocidad de lectura ahora mismo: sólo tienes que seguir los siguientes consejos con claridad.

♥ ON TOPIC: Cómo descargar libros en el iPhone y el iPad de forma gratuita y sin ordenador.

Índice

    1. Pruebe las técnicas populares de lectura rápida

    Si quieres profundizar en el aprendizaje de la lectura rápida, echa un vistazo a la técnica de lectura rápida de Oleg Andreev (la versión tradicional, la del "libro") o a la tecnología Spritz (puedes aprender directamente a través de un navegador. Hay soporte para el idioma ruso).

    ♥ ON TOPIC: Ventrílocuos (ventrologistas), o cómo hablar y cantar sin abrir la boca (vídeo).

    2. Empezar siempre por el contenido

    Pocas personas leen el índice antes de conocer en detalle un libro, y en vano. ¿Por qué? Porque el índice de contenidos es su hoja de ruta a través del libro. Los que dominan el método de lectura rápida no intentan leer y entender cada palabra, y el hecho de saber de qué trata el capítulo ya prepara su cerebro para recibir la información.

    Además, si lees el índice, sabrás de qué capítulo se habla. Si tienes una tarea específica por delante, te saltarás los capítulos que no necesites.

    ♥ ON TOPIC: Los 10 mejores libros de psicología que pueden cambiar tu vida.

    3. Leer siempre con un propósito en mente

    No leas "porque sí". Una vez que comprenda de qué trata el capítulo, formule la pregunta que necesita y busque las respuestas. En el caso de la literatura técnica, creo que todo está claro, pero en el caso de la ficción, siempre se puede empezar con la pregunta "¿qué intenta decirme el autor?".

    El cerebro empezará inmediatamente a buscar respuestas a las preguntas planteadas. Como resultado, aumentará tanto la probabilidad de que encuentres la respuesta como de que la recuerdes (la respuesta).

    ♥ ON TOPIC: Las mejores ciudades del mundo: 28 lugares con el mayor nivel de vida.

    4. Entienda el punto de vista del autor y no se distraiga con las referencias

    La literatura académica suele contener una gran cantidad de referencias a otras obras. El autor cita y hace referencia al trabajo de los "camaradas mayores". No se deje llevar demasiado por las referencias: la mayoría de las veces sólo se requiere entender el punto de vista del autor, más que seguir la pista de cómo llegó a él. Es como con la comida: tu trabajo es satisfacer tu hambre, no comer toda la comida estupenda de la nevera.

    ♥ ON TOPIC: Hay 16 círculos en esta imagen, ¿puedes verlos?

    5. Nunca leas en voz alta y para ti mismo (en tu cabeza)

    La lectura en voz alta es una forma estupenda de conseguir que los jóvenes lectores principiantes se interesen por el proceso, ¡y nada más! Si sigues leyendo todo en voz alta o comentando todo lo que lees en tu cabeza, ¡leerás MUY despacio! Con estas formas de leer, el cerebro tiene que hacer más trabajo del habitual: "ver" las palabras y tratar de dar sentido a lo que decimos (y no siempre hablamos y oímos perfectamente). Como resultado, todo esto tiene un impacto negativo en la velocidad de lectura.

    La lectura rápida es como disfrutar de la vista de todo un jardín en lugar de cada una de sus flores

    Leer palabra por palabra, frase por frase, es como coger una lupa y mirar algún detalle de un cuadro durante media hora. Sí, verás todos los detalles, pero no verás el conjunto, la imagen global.

    Eso es lo que da la lectura rápida. Puedes ver el cuadro completo o el jardín de flores - y puedes sacar más provecho de las ideas que captas mientras lees. También podrás leer más libros, y serás mucho más inteligente. Y que el resto vea el vídeo :).

    Véase también:

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información


    Parada Creativa