Cómo comprobar la compatibilidad de la RAM y la placa base

El mundo de la informática evoluciona constantemente, y cuanto más rápido evoluciona un producto, más rápido se queda obsoleto el anterior. Esto ha hecho que haya innumerables tipos de RAM en circulación con diferentes frecuencias, estándares y cantidades, e innumerables placas base con especificaciones que varían de un producto a otro. Todo esto ha hecho que cada vez sea más difícil verificar la compatibilidad entre los distintos componentes, pero con esta guía sólo necesitarás unos segundos para comprobar la compatibilidad entre la RAM y la placa base.

Índice

Modelo de placa base

Si ya conoces el modelo de tu placa base puedes saltarte este paso. Lo mismo ocurre si estás dispuesto a abrir tu PC y leer el modelo que hay en él. También puede reconocer el modelo de placa base a través del software utilizando 2 métodos sencillos:

  • DE LA LÍNEA DE COMANDOS: El método más sencillo y sin instalar ningún programa es abrir el símbolo del sistema con privilegios de administrador e introducir el siguiente comando:

wmic baseboard get product, manufacturer, serialnumber, version, partnumber

  • CPU-Z: Si el primer método no es suficiente para ti, puedes utilizar este pequeño, pero funcional, programa que te permitirá ver con más detalle toda la información de tu PC. En la voz “Placa base” encontrarás todo lo que necesitas saber sobre tu placa base, en primer lugar el nombre del fabricante y el modelo.

CPU-Z puede descargarse de este enlace en versión setup (.exe) o portable (.zip).

Comprobar la compatibilidad de la RAM de la placa base

Para saber qué memoria RAM comprar para nuestra placa base, tenemos que saber necesariamente qué formatos soporta. El estándar más común en este momento es el DDR3, apoyado por el más reciente y de mayor rendimiento DDR4.

Además de la norma es vigilar la frecuencia ya que al tomar RAM a frecuencias más altas que las soportadas hará que trabajen a una frecuencia más baja y nos pesará más que los módulos diseñados para trabajar a frecuencias más bajas.

Como punto final es imprescindible conocer el número de ranuras de nuestra placa base ya que, una vez ocupadas esas ranuras, será imposible añadir más.

Esta información la puedes encontrar buscando tu placa base en la web oficial del fabricante en la sección de memorias salvo en el caso de los portátiles para los que tienes que buscar directamente el modelo de tu PC prestando atención a que el modelo sea el correcto ya que, muchas veces, tendemos a identificar con una sola sigla toda una gama de productos.

Una vez que encuentres esta información, tendrás todo lo que necesitas para verificar la compatibilidad entre tu placa base y la RAM. No obstante, te recuerdo que incluso el procesador podría ser causa de incompatibilidad y, por tanto, esta información también debería comprobarse en la sección de memoria de la web oficial de tu CPU.