Cómo configurar un router

Configurar un router es una operación que asusta a muchos usuarios pero que en realidad no es tan difícil: en este artículo te mostraremos el procedimiento que se suele utilizar para entrar en el panel de configuración del router y los principales aspectos que puede mejorar. Si tienes problemas con tu conexión WiFi, la velocidad de transmisión está alterada o es intermitente, necesitas cambiar la contraseña del WiFi y mucho más, entonces necesitas aprender a configurar un router.

Sólo tienes que acceder al panel de configuración del router y llegar a la pestaña que te permitirá actuar sobre los parámetros que quieras cambiar. Para la guía usaré un router D-Link como ejemplo pero los elementos son similares también en routers WiFi de otras marcas.

Configuración de un router: acceso

Acceder al router es el primer paso: normalmente hay que escribir en cualquier navegador la dirección:

192.168.0.1

y pulse Intro. Esta dirección corresponde a la llamada pasarela por defectoSi la página del router no se abre, es probable que la dirección que debe introducir sea diferente. Para conocerlo abra el indicador de comandos y teclea:

IPconfig 

y pulse Intro. La dirección que hay que escribir es la de Pasarela por defecto.

Asistente de configuración

La primera pantalla que aparece le mostrará un elemento que puede ser configurar, configuración o mago: todos estos son sinónimos del procedimiento de configuración que necesitará para establecer los valores del router. Suele ser un mago y no hay que darle demasiadas vueltas.

Configuración avanzada

Una vez dentro del router, llegamos primero al “Configuración inalámbrica avanzada” o entradas similares: el nombre varía según el modelo y la marca, pero podrá reconocerlo inmediatamente gracias a algunas de las entradas que contiene.

Analicemos una por una las voces para entender mejor dónde intervenir y qué modificar.

Potencia de transmisión

Indica la potencia máxima expresada por la antena o antenas del router para lanzar las ondas electromagnéticas de la señal inalámbrica. Obviamente, dejamos el valor en 100%.

Periodo del faro

Indica el intervalo de tiempo entre dos transmisiones del identificador de red (SSID). Podemos perfectamente dejar el valor por defecto (normalmente 100).

Umbral RTS

Este parámetro indica el tamaño de los paquetes que debe utilizar una señal de solicitud de envío (RTS) para enviar a la unidad inalámbrica receptora, antes de que la unidad inalámbrica transmisora abra el canal de comunicaciones. El valor por defecto ya es muy bueno, pero si tienes más de 4 clientes conectados al mismo router puedes intentar bajar un poco el umbral (2306).

Fragmentación

Indica el tamaño de una trama “802.11”, la señal se divide en segmentos y el tamaño de estos segmentos viene dado por este valor. Cambiar esta entrada es muy útil si la red WIFI está perturbada o si hay muchas colisiones (muchos ordenadores en la red o en la misma frecuencia). Si te encuentras en este escenario con muchas redes vecinas, baja el valor a 2306, intentando no bajar nunca de 2000.

Intervalo DTIM

El mensaje de indicación de tráfico de entrega indica la frecuencia con la que el AP (el router) avisa a un dispositivo en modo de reposo (por ejemplo, un teléfono móvil con la pantalla apagada) de que hay tráfico para él. El valor por defecto es muy bajo (1), lo que es bueno en la mayoría de los escenarios. Sin embargo, si quieres aumentar un poco la duración de la batería de tu teléfono móvil (hasta un 30% en algunos casos) puedes establecer el valor en 3.

Tipo de preámbulo

El estándar inalámbrico 802.11 tiene un preámbulo largo y otro corto; el primero permite la interoperabilidad segura entre dispositivos antiguos, pero es menos eficiente y rápido. La segunda es más eficiente, pero los dispositivos que se conectan al router deben soportarla. Si tiene dispositivos fabricados a partir de 2006, es mejor dejar el Breve preámbulo.

Modo CTS

Despejar para enviar. Útil en entornos mixtos de WiFi (a/g/b), evita que los dispositivos que operan en diferentes tipos de inalámbricos “colisionen” entre sí. Si tienes clientes conectados con redes a/b, es mejor activarlo. Si todos los clientes funcionan con un solo tipo de conexión inalámbrica (G, N o AC), es mejor dejarla desactivada. (tiende a sobrecargar el router).

Modo inalámbrico

Permite elegir el tipo de conexión inalámbrica activa en nuestro router. Intente, en la medida de lo posible, utilizar un solo tipo de conexión (sólo G, sólo N o sólo AC) para obtener los mejores resultados, pero si tiene varios tipos de clientes y no sabe si todos son compatibles con una norma dejar el sistema “mixto”.

Ancho de Bands

El ancho de Bands de cada canal WiFi soportado por nuestro router. Normalmente es mejor dejar los valores por defecto, que son 20 MHz en el caso de los routers de 2,4 GHz (WiFi B/G y draft-N) y 40 MHz en el caso de los routers de 5 GHz (routers N y/o AC).

Si es posible, evite utilizar los anchos de Bands “mixtos” (20/40 MHz). porque a menudo colisionan y causan interferencias en todas las redes vecinas, incluida la suya, especialmente si operamos a 2,4 GHz. Se desaconseja mucho el uso de canales de “sólo 40 MHz” en el espectro de 2,4 GHz, so pena de pérdida de señal e interferencias en cada conexión (no es casualidad que esté fuera de la especificación de la WiFi Alliance y que muchos fabricantes eviten implementarla); Los 40 MHz puros deben utilizarse sólo en el espectro de 5 GHz.

STBC

La codificación Alamouti, también conocida como codificación por bloques espacio-temporales, es una forma de codificación utilizada en la transmisión inalámbrica de datos. Esta codificación permite lograr transmisiones de alta calidad utilizando múltiples antenas. Si su router monta al menos dos antenas, esta entrada estará presente en el panel.

Al activarlo, las dos antenas se utilizarán de forma inteligente, enviando múltiples transmisiones de la misma información (los mismos datos son enviados por cada antena, por duplicado), información que será seleccionada durante la recepción por el cliente. En la práctica, con dos antenas en transmisión y en presencia de desvanecimiento (ruido e interferencia), es posible realizar un sistema de transmisión numérico en el que la probabilidad de perder información tiende a cero.

Si tienes muchas redes inalámbricas cerca, es muy conveniente dejar este elemento activoLa velocidad máxima será ligeramente inferior, pero la información llegará con seguridad a su destino incluso en caso de fuertes interferencias (al menos uno de los dos paquetes gemelos llegará al cliente).

Coexistencia de 20/40 MHz

Esta opción sólo estará activa si has seleccionado el ancho de Bands mixto “20/40 MHz”; te permite utilizar ambos anchos de Bands minimizando las colisiones e interferencias entre ambos. Dado que no recomendamos utilizar canales de 40 MHz (ni siquiera en formato mixto) en el espectro de 2,4 GHz, si tienes un router compatible, utiliza sólo canales de 40 MHz en el espectro de 5 GHz, este punto es innecesario en nuestro caso.

Intervalo de guarda corto (GI)

En telecomunicaciones, el intervalo de guarda se utiliza para garantizar que dos o más transmisiones distintas no se interfieran entre sí. Normalmente este intervalo es de 0,8 ms, pero utilizando el intervalo corto (corto) podemos bajarlo a 0,4 ms para mejorar la tasa de datos. Dejamos este elemento siempre activo.