Cómo elegir una tarjeta de sonido para su ordenador

Las placas base están equipadas con una tarjeta de sonido integrada, pero, por desgracia, no siempre produce un sonido de calidad. Si el usuario necesita mejorar su calidad, una tarjeta de sonido discreta es la solución adecuada y óptima. En este artículo, le diremos a qué características debe prestar atención a la hora de elegir este dispositivo.

Cómo elegir una tarjeta de sonido para su ordenador

La dificultad en la elección estriba en los diferentes parámetros para cada usuario de forma individual. Algunas personas sólo quieren oír música, otras quieren oír un buen sonido. El número de puertos necesarios también varía en función de las necesidades. Por eso te recomendamos que empieces por la finalidad para la que vas a utilizar el aparato, y luego podrás pasar a un estudio detallado de todas las características.

Tipo de tarjeta de sonido

Hay un total de dos tipos de tarjetas de sonido. Las más comunes son las variantes incorporadas. Se conectan a la placa base mediante un conector especial. Estas tarjetas son baratas y siempre hay una amplia selección en las tiendas. Si sólo quieres mejorar el sonido en un ordenador de sobremesa, entonces no dudes en elegir una tarjeta de este formato.

Las variantes externas cuestan un orden de magnitud más caro y su alcance no es muy grande. Casi todos ellos se conectan por USB. En algunos casos es imposible instalar una tarjeta de sonido integrada, por lo que los usuarios sólo tienen que comprar un modelo externo.

Me gustaría señalar que hay modelos profesionales caros con el tipo de conexión IEEE1394. Lo más frecuente es que estén equipados con preamplificadores, entradas y salidas ópticas adicionales, entradas analógicas y MIDI.

También hay modelos muy baratos, se parecen más a un simple pendrive. Hay dos conectores Mini-Jack y botones para subir y bajar el volumen. Estas variantes se utilizan más a menudo como enchufe temporal en caso de ausencia o avería de la tarjeta principal.

Lee también: Causas de la falta de sonido en el PC

Es raro encontrar modelos que utilicen Thunderbolt para la conectividad. Estas interfaces de audio tienen un precio elevado y una gran velocidad de transmisión de la señal. Utilizan cables de cobre y ópticos, gracias a los cuales se consigue una velocidad de 10 a 20 Gbit/seg. Estas tarjetas de sonido se utilizan sobre todo para grabar instrumentos como guitarras y voces.

Principales características y conectores

Hay una serie de parámetros que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un modelo para comprar. Desglosemos cada uno de ellos y evaluemos su importancia.

  1. Velocidad de muestreo. La calidad de la grabación y la reproducción depende del valor de este parámetro. Indica la frecuencia y la resolución de la conversión de sonido analógico a digital y viceversa. Para uso doméstico, 24 bits/48 o 96 kHz son suficientes.
  2. Entradas y salidas. Cada usuario necesita un número diferente de tomas en la interfaz de audio. Este parámetro se selecciona individualmente, en función de las tareas que realizará la tarjeta.
  3. Compatible con los estándares Dolby Digital o DTS. La compatibilidad con este estándar de sonido será útil para aquellos que utilizan una tarjeta de sonido mientras ven películas. El Dolby Digital produce un sonido envolvente multicanal, pero la desventaja es que está muy comprimido.
  4. Si vas a conectar un sintetizador o un teclado MIDI, asegúrate de que el modelo que necesitas está equipado con los conectores adecuados.
  5. Para mantener la cantidad de ruido al mínimo, hay que tener en cuenta los parámetros “señal” y “relación de ruido”. Se miden en dB. El valor debe ser lo más alto posible, preferiblemente entre 80 y 121 dB.
  6. Si la tarjeta se adquiere para PC, debería ser compatible con ASIO. En el caso de MAC, el protocolo de transferencia se llama Core Audio. El uso de estos protocolos ayuda a grabar y reproducir con un retraso mínimo, y proporciona una interfaz de entrada/salida versátil.
  7. Los problemas de alimentación sólo pueden surgir para aquellos que eligen una tarjeta de sonido externa. Se alimenta de forma externa o mediante USB u otra interfaz de conexión. Con una conexión de alimentación independiente se obtiene un mejor rendimiento al no depender de la alimentación del ordenador, pero por otro lado necesitarás una toma de corriente adicional y añadir otro cable.

Ventajas de una tarjeta de sonido externa

Entonces, ¿por qué las tarjetas de sonido externas son más caras y en qué aspectos son mejores que las opciones integradas? Veamos esto con más detalle.

  1. Mejor calidad de sonido. Es un hecho conocido que el procesamiento del sonido en los modelos embebidos lo realiza un códec, a menudo muy barato y de baja calidad. Además, casi siempre no hay compatibilidad con ASIO, y el número de puertos y la falta de un convertidor digital-analógico independiente rebajan el nivel de las tarjetas integradas. Por lo tanto, se recomienda comprar una tarjeta discreta para los aficionados al buen sonido y los propietarios de hardware de alta calidad.
  2. Software opcional. El uso del software te ayudará a ajustar el sonido de forma individual, paralelizando el sonido estéreo a 5.1 o 7.1. Las tecnologías exclusivas del fabricante le ayudarán a ajustar el sonido en función de la ubicación de la acústica, así como a proporcionar la oportunidad de ajustar el sonido envolvente en salas no estándar.
  3. Sin carga de la CPU. Las tarjetas externas lo liberan de las actividades de procesamiento de la señal, lo que supondrá una pequeña ganancia de rendimiento.
  4. Gran número de puertos. La mayoría de ellos no se encuentran en los modelos integrados, como las salidas ópticas y digitales. Las mismas salidas analógicas son de mayor calidad y en la mayoría de los casos están chapadas en oro.

Los principales fabricantes y su software

No vamos a hablar de las tarjetas de sonido integradas baratas, ya que las fabrican decenas de empresas, y los modelos en sí no tienen prácticamente ninguna diferencia y no tienen ninguna característica. A la hora de elegir una variante integrada en el presupuesto, sólo hay que estudiar sus características y leer las reseñas en la tienda online. Y las tarjetas externas más baratas y sencillas las fabrican muchas empresas chinas y otras desconocidas. En el rango de precios medio y alto lideran Creative y Asus. Los analizaremos con más detalle.

  1. Creativo. Los modelos de esta empresa son más bien una variante de juego. Las tecnologías integradas ayudan a reducir al máximo la carga del procesador. Las tarjetas de Creative también se las arreglan bien para la reproducción y grabación de música.

    En cuanto al software, todo está bastante bien implementado. Los ajustes básicos de los altavoces y los auriculares están presentes. Además, es posible añadir efectos, editar el nivel de los bajos. Dispone de un mezclador y un ecualizador.

  2. Lea también: Cómo elegir los altavoces para el ordenador

  3. Asus. Conocida por muchos, la empresa fabrica sus tarjetas de sonido bajo el nombre de Xonar. Según las opiniones de los usuarios, Asus es ligeramente superior a su principal competidor en términos de calidad y detalle. En cuanto al uso del procesador, aquí casi todo el procesamiento lo realiza el software, a diferencia de los modelos Creative, respectivamente, la carga será mayor.

    El software de Asus se actualiza con más frecuencia, hay una selección más rica de ajustes. Además, es posible editar los modos por separado para escuchar música, jugar a un juego o ver una película. Hay un ecualizador y un mezclador integrados.

Lea también:
Programas de sintonización de sonido
Programas para mejorar el sonido de su ordenador

Por otro lado, nos gustaría mencionar una de las mejores tarjetas de sonido externas nuevas en su segmento de precio. La Focusrite Saffire PRO 40 se conecta a través de FireWire, lo que la convierte en la elección de los ingenieros de sonido profesionales. Soporta 52 canales y tiene 20 tomas de audio a bordo. El Focusrite Saffire tiene un potente preamplificador y dispone de alimentación fantasma por separado para cada canal.

Resumiendo, nos gustaría señalar que la presencia de una buena tarjeta de sonido externa es extremadamente necesaria para los usuarios con acústicas caras, los amantes del sonido de calidad y los que graban instrumentos musicales. En otros casos, bastará con un integrado barato o la versión externa más sencilla.

Nos alegramos de haber podido ayudarle con su problema.

Describa lo que no le ha funcionado.
Nuestros especialistas tratarán de responder con la mayor rapidez posible.

¿Le ha ayudado este artículo?