Cómo es la recepción de notificaciones de una cuenta de Instagram con 8 millones de seguidores

Demi de Zeeuw, futbolista profesional de los Países Bajos, mantiene varias cuentas de Instagram. Ya ha aprendido a ver con despreocupación el interminable lío de mensajes en la pantalla de su iPhone e incluso ha hecho un breve vídeo documental sobre ello.

A algunos les gustó, otros se dieron de baja en los comentarios, otros se apresuraron a volver a publicarlo: cuando tienes millones de suscriptores, cualquier publicación, incluso la más trivial e insignificante, tiene garantizada una oleada de reacciones. Demi, por su parte, está especializado en un tema de actualidad, siempre popular: su cuenta principal, @433, está dedicada al mundo del fútbol.

Y así, la lista de notificaciones de las reacciones de los suscriptores a cada uno de los tejemanejes de los famosos parece un verdadero torrente interminable de mensajes push que recorren la pantalla del iPhone.

Demi de Zeuve hizo el vídeo con fines educativos, para mostrar el lado negativo de su popularidad, el lado malo de la fama. Es difícil imaginar que vaya a repasar seriamente esta monstruosa lista y escribir mil o dos respuestas.

Ah, y el teléfono móvil es un elemento que hay que compadecer: la carga del módulo de red y de la batería es enorme. Pero si una estrella persiste en no responder a los fans, éstos tienen derecho a guardar rencor, con todas las consecuencias que ello conlleva.

No está claro cómo está afrontando la situación el futbolista holandés, pero uno no puede más que compadecerse de Kim Kardashian: su cuenta de Instagram no tiene 8 sino casi 58 millones de seguidores.

Véase también: