Cómo ocultar archivos y carpetas en Windows 10

Ocultar archivos y carpetas en Windows 10 es el método más sencillo para hacer invisible el contenido a las miradas indiscretas; Windows siempre ha permitido hacerlo a través de la interfaz gráfica de usuario de forma extremadamente sencilla.

Sin embargo, hay que decir que los archivos ocultos se pueden ver con la misma facilidad. Esto se debe a que, en términos prácticos, “ocultar archivos y carpetas en Windows” significa dar a los archivos en cuestión el atributo “oculto”que es leído por el Explorador de Windows y los distintos componentes del shell de Windows.

El archivo o carpeta sigue residiendo en el disco, no es que desaparezca, y es el propio Windows el que te permite verlo jugando con alguna configuración del Explorador de Windows.

Dicho esto, si lo necesitamos, podemos ocultar archivos y carpetas en Windows 10 de forma muy sencilla: ¡descubramos juntos cómo hacerlo!

NOTA: Reiteramos que ocultar un archivo en Windows 10 no significa hacerlo “desaparecer” del disco sino simplemente hacerlo “invisible” para todo el shell de Windows. Ese archivo se puede ver con seguridad si el disco se abre desde otro sistema operativo.

Ocultar un solo archivo

Ocultar un solo archivo es muy sencillo: basta con hacer clic con el botón derecho del ratón sobre el archivo y seleccionar Propiedades.

Una vez que el panel esté abierto, simplemente coloque una marca de verificación en Sólo para leer y dar OK. El archivo desaparecerá inmediatamente del Explorador de Windows.

Ocultar una carpeta

El proceso para ocultar una carpeta es idéntico a la de ocultar un archivo, con una diferencia sustancial: una vez aplicada la modificación se nos preguntará si queremos ocultar también los archivos contenidos en la carpeta y sus subcarpetas.

Si aceptamos, todos los archivos incluidos en ese momento en la carpeta (subcarpetas incluidas) también heredarán el estado “oculto”.

Ocultar varios archivos

Windows 10 también facilita la ocultación de varios archivos a la vez; simplemente tendremos que tener cuidado de seleccionarlos todos a la vez utilizando el cursor del ratón o utilizando las teclas CTRL o Shift.

Una vez hecho esto, de nuevo, hacemos clic con el botón derecho en uno de los archivos de la selección y elegimos Propiedades. Pongamos una marca en Oculto y decir que sí.

Volver a hacer visibles los archivos

Como hemos mencionado al principio, los archivos ocultos son prácticamente invisibles para el sistema operativo. Para hacerlos reaparecer necesitamos ajustar la configuración en el Explorador de Windowsy decirle a la aplicación que muestre también los archivos ocultos.

Hacerlo es muy sencillo: abra una ventana del Explorador de Windows y haga clic en Ver.

Pongamos una marca en Elementos ocultos: Nuestros archivos y carpetas ocultos volverán a ser visibles. En este punto, si queremos, podemos eliminar el atributo “Oculto” de los archivos y carpetas. repitiendo el procedimiento anterior y quitando la marca de verificación de Escondido.

BONUS: El símbolo del sistema

Si por alguna razón necesitamos ocultar un archivo sin usar la GUI de Windows usando el símbolo del sistema en su lugar, podemos hacerlo gracias a la herramienta “attrib”.

Attrib, como puede adivinar fácilmente, le permite establecer o eliminar atributos a los archivos y carpetas. En particular, el h – donde “h” significa Oculto – puede ocultar un archivo o carpeta.

Así que para ocultar un archivo en el símbolo del sistema, tenemos que escribir

attrib +H "percorsodelfile.estensione"

o, para las carpetas,

attrib +H "percorsodellacartella"

Del mismo modo, para hacer visible de nuevo un archivo a través del símbolo del sistema debemos escribir

attrib -H "percorsodelfile.estensione"

o, para las carpetas,

attrib -H "percorsodellacartella"