Cómo reparar el cargador de arranque de Windows XP

Si por alguna razón su Windows XP dejó de iniciarse, ve mensajes como ntldr falta, disco que no es del sistema o falla del disco, falla de arranque o no hay dispositivo de arranque, o tal vez no ve ningún mensaje, entonces quizás la solución esté reparando el cargador de arranque de Windows XP ayudará con el problema.

Además de los errores descritos, hay una opción más cuando necesita restaurar el gestor de arranque: si tiene un candado en una computadora con sistema operativo Windows XP que requiere que envíe dinero a cualquier número o billetera electrónica y la inscripción “La computadora es bloqueado “aparece incluso antes de que el sistema operativo comience a arrancar; esto solo significa que el virus ha cambiado el contenido del MBR (Registro de arranque maestro) de la partición del sistema del disco duro.

Reparación del cargador de arranque de Windows XP en la consola de recuperación

Para restaurar el cargador de arranque, necesitará un kit de distribución de cualquier versión de Windows XP (no necesariamente el que está instalado en su computadora); puede ser una unidad flash USB de arranque o un disco de arranque con él. Instrucciones:

Arranque desde esta unidad. Cuando aparezca la pantalla “Bienvenido al instalador”, presione la tecla R para iniciar la Consola de recuperación.

Si tiene varias copias de Windows XP instaladas, también deberá indicar cuál de las copias debe ingresar (es con él que se realizarán las acciones de recuperación).

Los siguientes pasos son bastante simples:

  1. Ejecuta el comando
    fixmbr

    en la consola de recuperación: este comando escribirá un nuevo cargador de arranque de Windows XP;

  2. Ejecuta el comando
    fixboot

    – esto escribirá el código de arranque en la partición del sistema del disco duro;

  3. Ejecuta el comando
    bootcfg / rebuild

    para actualizar los parámetros de arranque del sistema operativo;

  4. Reinicie su computadora ingresando salir.

Después de eso, si no ha olvidado quitar el arranque de la distribución, Windows XP debería arrancar como de costumbre: la recuperación fue exitosa.