¿Cómo sabe si su tarjeta gráfica está “muriendo”?

Se puede decir que la tarjeta gráfica es el dispositivo más exigente y propenso a fallar de un ordenador moderno. Hay un número impresionante de señales que indican su inminente fallo, pero si las notas a tiempo y tomas medidas, puedes evitar la necesidad de comprar un nuevo hardware.

Señales de advertencia de una tarjeta gráfica moribunda

El fallo de un adaptador gráfico puede ser obvio y evidente, o estar oculto. Si en el primer caso, la necesidad de reparación surge por sí misma, en el segundo caso, no se puede notar el problema que ha surgido, lo que conducirá a una avería en el futuro. Por lo tanto, cada usuario debe ser capaz de hacerlo y saber qué hacer en diferentes situaciones.

Causa 1: El sistema no arranca

El signo más evidente de una tarjeta gráfica defectuosa es la incapacidad de arrancar el sistema. A primera vista, puede parecer que el ordenador ha arrancado y que pronto se encenderá por completo, ya que todos los ventiladores están girando. Pero pronto la BIOS emite un pitido característico y el monitor muestra una imagen completamente negra. La mayoría de las veces este problema está relacionado con el adaptador gráfico, pero no siempre con su fallo.

Lo primero que hay que hacer es asegurarse de que la tarjeta gráfica está bien conectada a la placa base. Para ello, hay que quitar la tapa de la carcasa y comprobar si el ventilador del aparato gira cuando se enciende el PC. Si no es así, se recomienda hacer lo siguiente:

  • Compruebe si el adaptador está completamente insertado en la placa base. Esto debería indicarse con cierres especiales.
  • Asegúrate de tener conectada una alimentación adicional si tu modelo de tarjeta gráfica lo requiere y tiene un conector adecuado. El cable debe venir de la fuente de alimentación.
  • Es posible que los contactos estén obstruidos. En este caso, es posible que se vean manchas oscuras y otras suciedades en lugar de un color dorado brillante. La mejor manera de limpiarlo es con una goma de borrar normal o con alcohol. En ningún caso debe utilizar agua ordinaria, ya que esto pondrá el aparato fuera de servicio.

Las recomendaciones descritas requieren una cierta habilidad y no se recomiendan para los usuarios ordinarios. Si no está seguro de poder hacer el trabajo, póngase en contacto con un centro de servicio.

Si seguir los pasos anteriores no ha servido de nada y está seguro de que el dispositivo está bien conectado al sistema, el problema está dentro de la placa. En este caso, tendrá que ponerse en contacto con un experto para el diagnóstico y la reparación.

Lea también: Síntomas de fallo del chip de la tarjeta de vídeo

Causa 2: Aparición de artefactos y rayas

El segundo signo más importante de la proximidad de la muerte de la tarjeta gráfica es la aparición de artefactos y rayas en el monitor. Pueden aparecer de diferentes formas y en distintos momentos del funcionamiento del ordenador, pero casi siempre es el mal funcionamiento del módulo gráfico lo que los provoca. Sin embargo, no hay que confundir esto con los píxeles rotos, que indican problemas con el monitor. En nuestro sitio web hay un artículo detallado sobre el diagnóstico y la posible solución de esta avería.

Leer más: Cómo arreglar los artefactos de la tarjeta de vídeo

Causa 3: Pantalla azul de la muerte

“Pantalla azul de la muerte” es el nombre no oficial de un error del sistema Windows, aceptado en la comunidad informática. Su aparición va acompañada de una pantalla azul con mucho texto técnico, números y descripciones de error no muy claras, así como el apagado completo. Si esta “imagen” aparece al intentar instalar o actualizar los controladores de la tarjeta de vídeo, así como al ejecutar videojuegos exigentes y otras aplicaciones 3D, el problema está en el adaptador gráfico.

Leer más: Cómo resolver los pantallazos azules en Windows

Causa 4: Reducción del rendimiento

A continuación, aparecen señales mucho menos evidentes de que el adaptador está a punto de sufrir un fallo crítico. La degradación del rendimiento se refiere a una ralentización significativa de las funciones que requieren procesamiento gráfico. Por ejemplo, tu videojuego favorito, que solía funcionar sin problemas con los ajustes gráficos al máximo, ha empezado a congelarse mucho. Esto es una indicación de que el dispositivo está funcionando peor y puede estar acercándose a la falla.

Es importante tener en cuenta que puede estar relacionado con otro hardware, como el procesador. Pero en este caso el ordenador se colgará no sólo en las aplicaciones 3D, sino también en cualquier otro programa en el que la tarjeta de vídeo no sea necesaria, por ejemplo, en el navegador.

Lee también: Razones por las que los juegos pueden colgarse

Razón 5: Crashes en aplicaciones 3D

Los videojuegos y otras aplicaciones 3D pueden seguir funcionando de forma estable y sin “fallos”, pero se cierran automáticamente en cualquier momento. Esto también indica que la tarjeta de vídeo no está funcionando correctamente y puede fallar en cualquier momento. Y como en el caso anterior, es importante tener en cuenta que los choques pueden ser causados por otros fallos.

Leer más: Cómo solucionar los problemas de bloqueo de juegos en Windows 10

Causa 6: Apagado regular del ordenador

Si su ordenador se apaga regularmente sin ningún error, hay una pequeña posibilidad de que se deba a la pronta “muerte” de su tarjeta gráfica. Sin embargo, es mucho más frecuente que la causa sea un sobrecalentamiento trivial. Para solucionar el problema basta con limpiar a fondo la tarjeta de vídeo y otros componentes del polvo, así como sustituir la pasta térmica.

Lea más:
Limpieza adecuada del polvo del ordenador o portátil
Sustitución de la pasta térmica de la tarjeta de vídeo
Cómo elegir la pasta térmica para tu portátil

Conclusión:

Hemos visto los signos por los que se puede entender que el adaptador gráfico de su ordenador está roto o en estado crítico. En algunos casos, pueden resultar erróneos y el problema puede resolverse de forma independiente. Sin embargo, más a menudo tiene que aplicar a un centro de servicio para el diagnóstico de calidad y la identificación de la posibilidad de reparar el dispositivo, e incluso después de la reparación no es el hecho de que la tarjeta de vídeo funcionará durante mucho tiempo, por lo que es mucho más rentable para comprar un nuevo modelo.

Nos alegramos de que hayamos podido ayudarle con su problema.

Describa lo que no le ha funcionado.
Nuestros especialistas tratarán de responder con la mayor rapidez posible.

¿Le ha ayudado este artículo?