¿Cuánto dura un SSD?

A la hora de elegir una unidad de disco para su sistema, los usuarios optan cada vez más por las SSD. Por regla general, en esto influyen dos parámetros: la alta velocidad y la excelente fiabilidad. Sin embargo, hay otro parámetro no menos importante: la vida útil. Hoy intentaremos averiguar cuánto puede durar el SSD.

¿Cuánto puede durar una unidad de estado sólido?

Antes de contar cuánto durará la unidad, hablemos un poco de los tipos de memoria SSD. Como se sabe, actualmente hay tres tipos de memoria flash que se utilizan para almacenar información: SLC, MLC y TLC. Toda la información de estos tipos se almacena en celdas especiales que pueden contener uno, dos o tres bits respectivamente. Así, todos los tipos de memoria se diferencian tanto en la densidad de grabación de datos como en la velocidad de lectura y escritura de los mismos. Otra diferencia importante es el número de ciclos de reescritura. Este parámetro es el que determina la vida útil de una unidad.

Lea también: Comparación de los tipos de memoria flash NAND

Fórmula de cálculo de la vida útil del accionamiento

Ahora veamos cuánto puede durar el SSD con el tipo de memoria MLC utilizado. Dado que este tipo de memoria es el más utilizado en los SSD, lo tomaremos como ejemplo. Conociendo el número de ciclos de reescritura, es fácil calcular el número de días, meses o años de funcionamiento. Para ello, utilizaremos una sencilla fórmula:

Количество циклов * Емкость диска / Объем записываемой информации в день

Como resultado obtendremos el número de días.

Cálculo de la vida útil

Así que, aquí vamos. Según las especificaciones, el número medio de ciclos de reescritura es de 3.000. Por poner un ejemplo, tomemos una unidad de 128 GB y la cantidad media diaria de datos que se escriben es de 20 GB. Ahora apliquemos nuestra fórmula y obtengamos el siguiente resultado:

3000 * 128 / 20 = 19200 дней

Para facilitar la percepción, convirtamos los días en años. Para ello, divide el número de días resultante entre 365 (el número de días de un año) y obtendrás aproximadamente 52 años. Sin embargo, esta cifra tiene un carácter teórico. En la práctica, la vida útil será mucho más corta. Debido a la naturaleza de las SSD, el volumen medio diario de datos registrados se multiplica por 10, por lo que nuestro cálculo puede reducirse en el mismo factor.

Como resultado, obtenemos 5,2 años. Sin embargo, eso no significa que después de cinco años su unidad deje de funcionar. Todo dependerá de la intensidad con la que utilices tu SSD. Por esta razón, algunos fabricantes especifican la cantidad total de datos escritos en la unidad como la vida útil. Por ejemplo, para el X25-M, Intel da una garantía de 37 TB de datos, lo que a 20 GB/día da una vida útil de cinco años.

Conclusión:

Para resumir, digamos que la vida útil también depende en gran medida de la intensidad de uso del dispositivo de almacenamiento. Además, según la fórmula, el volumen del propio dispositivo de almacenamiento desempeña un papel no menor. Si hacemos una comparación con los discos duros, que funcionan de media unos 6 años, las SSD no sólo son más fiables, sino que también durarán más tiempo a su propietario.

Lea también: ¿Cuál es la diferencia entre los discos magnéticos y los discos de estado sólido?

Nos alegramos de que hayamos podido ayudarle con su problema.

Describa lo que no le ha funcionado.
Nuestros especialistas tratarán de responder con la mayor rapidez posible.

¿Le ha ayudado este artículo?