La primera bicicleta: la historia de la bicicleta

La primera bicicleta: la historia de la bicicleta

En el mundo actual, la bicicleta es uno de los medios de transporte más populares. Y no es de extrañar: las máquinas son relativamente ligeras, de tamaño compacto, sin combustible, respetuosas con el medio ambiente y seguras.

♥ ON TOPIC: Hay 16 círculos en esta imagen, ¿puedes verlos?

Las primeras bicicletas se parecían muy poco a los modelos modernos; su diseño siguió evolucionando a lo largo de varios cientos de años, adquiriendo formas a veces inconcebibles. La información disponible sobre las bicicletas construidas antes de 1817 es bastante dudosa, así que empezaremos nuestro repaso histórico con 1818, cuando el barón alemán Carl von Drez registró una patente para el primer scooter de dos ruedas, llamado «máquina para correr» (Laufmaschine).

El invento de Drez estaba equipado con un manillar, un cuadro de madera y dos ruedas sin pedales. Por el nombre del inventor, la novedad se llamó Dresina. Al poco tiempo, se hizo popular en Gran Bretaña, donde fue apodado Caballo Dandy. El invento atrajo a un gran número de carroceros británicos, que empezaron a producir sus propios scooters.

El nombre de «bicicleta» se atribuye al inventor francés Joseph Nilsefort Niepce, que designó así al patinete Drese equipado con un sillín ajustable.

En 1839-1840, el herrero escocés Kirkpatrick Macmillan modificó la drezza equipándola con pedales y un sillín. El resultado fue una bicicleta que se parecía a una bicicleta moderna.

♥ ON TOPIC: Loro parlante: qué pájaros hablan, cuáles son los más fáciles de aprender y cómo enseñarles a hablar.

El principio de funcionamiento del invento era el siguiente: los pedales empujaban la rueda trasera, a la que se unían las varillas metálicas mediante bielas. El manillar se encargaba de hacer girar la rueda delantera y el ciclista se situaba entre las ruedas delanteras y las traseras. Por desgracia, el diseño de Macmillan no fue reconocido y no se utilizó.

Te puede interesar:  Cómo crear un tutorial para iPad en iTunes U y ibooks Author

En 1845, el ingeniero británico R.W. Thompson patentó un neumático de bicicleta hinchable, pero su diseño carecía de perfección técnica.

Siete años más tarde, el francés Pierre Lalman perfeccionó los Caballos Dandy colocando pedales en la rueda delantera, que, a diferencia del invento de Macmillan, había que hacerla girar en lugar de empujarla. En 1863, el artesano creó una bicicleta similar a los modelos actuales.

Un año más tarde, los hermanos Olivier, industriales de Lyon, en colaboración con el ingeniero Pierre Michaud, lanzaron la producción en serie de «caballos dandi» mejorados. Fue Michaux quien tuvo la idea de sustituir el marco de madera por uno de metal.

También se cree que el ingeniero inventó el nombre de «bicicleta». Lalmann colaboró brevemente con Michaux y los hermanos Olivier, y en 1866 se trasladó a América, donde patentó su invento.

Aparentemente, es Lalman quien debe ser considerado el verdadero inventor de la bicicleta.

♥ ON TOPIC: BelAZ-75710: 1.300 litros de combustible cada 100 km y otros 7 datos sobre el mejor volquete del mundo procedente de Bielorrusia

En la década de 1970, se empezó a generalizar el llamado sistema «penny-farthing», en el que el tamaño de la rueda delantera era mucho mayor que el de la trasera, lo que de hecho dio nombre al sistema.

Los pedales estaban situados en la rueda delantera con el sillín casi directamente encima de ellos. Debido a la elevada altura del asiento y al desplazamiento del centro de gravedad hacia la rueda delantera, no era seguro conducirlo.

En 1867 se introdujo una rueda de metal con radios, y en 1878 un británico, Lawson, tuvo la idea de equipar una bicicleta con un engranaje de cadena.

Te puede interesar:  Cómo abrir y editar archivos Doc y Docx en un Mac sin Microsoft Word (Office)

La primera máquina de dos ruedas con un diseño similar al moderno fue presentada en 1884 por el inglés John Kemp Starley.

La bicicleta se llamó Rover y su producción comenzó en 1885. El diseño de la bicicleta incluía un manillar, dos ruedas de igual tamaño, un engranaje de cadena y se consideraba seguro. En Rusia, estos aparatos se llamaban bicicletas, pero más tarde el término dejó de utilizarse.

En 1888 se generalizaron los neumáticos de caucho patentados por el escocés John Boyd Dunlop. Hicieron que el ciclismo fuera mucho más cómodo y los aparatos dejaron de llamarse «huesos».

A partir de la década de 1970, empezaron a aparecer numerosas versiones modificadas de las bicicletas: bicicletas plegables, bicicletas de aluminio, tándems, bicicletas de paseo y ligerads, bicicletas que se pueden montar tumbadas.

♥ ON TOPIC: Qué son los susecki, por qué son patas de pollo y no patas de pollo y de qué está hecha una cabaña de rafia: palabras de cuentos de hadas cuyo origen quizá no conozcas.

En general, el transporte de dos ruedas de la década de 1890 era muy similar a las bicicletas modernas, pero debido al uso de componentes de acero oxidado (en aquella época aún no se fabricaba acero inoxidable), requería una limpieza, lubricación y lavado constantes con gasolina o parafina para mantenerse en funcionamiento.

A finales del siglo XIX aparecieron los frenos de pedal y el mecanismo de rueda libre. También se inventaron los frenos de mano y las primeras bicicletas plegables y de aluminio.

El diseño de las bicicletas siguió evolucionando, y en la primera mitad del siglo XX se introdujeron los primeros mecanismos de cambio de marchas, aunque eran imperfectos. A finales del siglo pasado, entraron en producción las bicicletas de titanio y las máquinas de fibra de carbono (1974-75), y en 1983 se introdujo el primer ordenador de bicicleta, seguido unos años más tarde por los sistemas de engranaje de índice.

Te puede interesar:  Cómo encontrar todas las capturas de pantalla que has hecho en un Mac

A principios del siglo XX, la popularidad de las bicicletas entró en declive debido a la llegada de los primeros coches, pero a finales de los años 60 de ese siglo el interés por el transporte de dos ruedas volvió a aumentar debido a la popularización de los estilos de vida saludables y a la gran atención prestada a las cuestiones medioambientales.

Ver también: