“La vergüenza española”: ¿qué significa y cómo surgió la expresión?

A veces describimos nuestras emociones con la frase “vergüenza española”. Pero, ¿de dónde viene esa expresión? ¿Son los españoles realmente la nación más tímida del mundo? Habiendo escuchado esta frase con frecuencia, ¿entendemos su verdadero significado?

♥ ON TOPIC: “Comilfo”: ¿qué significa y de dónde viene la palabra?

¿Qué es la vergüenza española?

Los diccionarios modernos se refieren a la “vergüenza española” como un sentimiento de intensa vergüenza por acciones cometidas por otros. Nos sentimos avergonzados cuando las personas de fuera nos avergüenzan o se comportan de forma totalmente indecente. Pero, ¿qué tiene que ver esto con los españoles?

Este sentimiento de vergüenza no está, por supuesto, limitado geográficamente. Se experimenta no sólo en España, sino también en nosotros, en América y Asia… Y la conexión de tal vergüenza con España es en realidad bastante explicable. Además, existen incluso dos teorías sobre la aparición de esta frase.

♥ ON TOPIC: ¿Cuántos litros tiene un barril?

¿De dónde viene la expresión “vergüenza española”?

La teoría más sencilla y popular dice que fueron los españoles los primeros en etiquetar este tipo de sentimientos con palabras. El malestar psicológico por las acciones de los demás llegó a llamarse “verguenza ajena” o “vergüenza ajena”. La traducción literal de la frase al inglés se alargó sensiblemente, y en la traducción al ruso se decidió hablar simplemente de “la vergüenza española”. También nos llegaron otros sinónimos: “vergüenza de segunda mano” y “vergüenza empática”. Existe el término para este sentimiento y en Alemania – Fremdschämen (vergüenza por el extraño).

Según otra versión, este origen tiene tintes bíblicos. Todos recordamos la leyenda de la conciencia torturada de Judas, que fue la razón por la que fue colgado en un álamo. Se cree que incluso el árbol se avergonzó de la muerte del traidor suicida en él. En hebreo, el nombre del álamo temblón se llama “aspa” o “aspah”. Es posible que este lexema fuera la base de la expresión “vergüenza española”.

♥ ON TOPIC: 29 logotipos con un subtexto magistralmente escondido.

¿Por qué sentimos vergüenza española?

Los psicólogos dicen que podemos sentir emociones desagradables no sólo por nuestra familia y amigos, sino incluso por personas similares a nosotros en cuanto a género, color de piel o religión. No hay muchos estudios sobre la vergüenza mediada. Sin embargo, los psicólogos han deducido varias razones obvias que nos hacen sentir vergüenza por el comportamiento de los demás.

Sensibilidad desarrollada

Cuando otra persona se encuentra en una situación incómoda, nuestra sensibilidad desarrollada hace que nos preocupemos por el transeúnte. Inconscientemente proyectamos esta situación en nosotros mismos, comprendiendo su carácter desagradable. La empatía activa zonas del cerebro asociadas al dolor. Como resultado, la vergüenza ajena nos hace sufrir físicamente y nos hace cerrar literalmente los ojos y no ver lo que está sucediendo.

Egocentrismo

Algunos, esos mismos niños, pueden perfectamente no darse cuenta de que están violando algunas normas sociales. No sienten ninguna vergüenza por ello, a diferencia de nosotros. La cuestión es que consideramos que nuestras opiniones sobre el mundo son más importantes que las de otras personas. El egocentrismo es algo natural en el ser humano, pero a veces nos impide ver la vida desde otro ángulo.

Mayor sentido de la responsabilidad

Se produce un sentimiento de “vergüenza española” en las personas que están acostumbradas a asumir la responsabilidad del comportamiento de los demás. Puede darse en padres que ven el mal comportamiento de su hijo como su propia culpa. “La vergüenza española puede producirse incluso cuando no podemos influir objetivamente en las acciones de los demás.

Miedo a ser rechazado

La sociedad moderna ha acostumbrado a las personas a formar parte del colectivo. La evolución siempre ha condenado a los parias a la extinción. Por eso reaccionamos con violencia ante una situación en la que el comportamiento de una persona corre el riesgo de ser rechazado por la sociedad. El subconsciente nos susurra que podemos ser los siguientes.

Se puede ver una manifestación de la vergüenza española en los escolares cuando un profesor regaña a sus compañeros o en los empleados, ante los que el jefe regaña a su colega. En estas situaciones nos gustaría mirar hacia otro lado e ir a algún sitio. De hecho, tememos que una situación similar de rechazo pueda afectarnos también a nosotros.

Baja autoestima

Inconscientemente entendemos que la sociedad siempre necesita individuos brillantes y profesionales demandados en una u otra capacidad. Pero los individuos innecesarios pueden ser sacrificados. Al no estar seguros de nosotros mismos, intentamos asumir el papel de esos mismos perdedores, sintiendo vergüenza por ellos.

El poder de las autoinhibiciones

Tenemos toda una serie de barreras, cosas que nos prohibimos a nosotros mismos. Nos parece inaceptable hacer el ridículo y la estupidez. En consecuencia, cuando observamos a alguien en una situación así, simplemente nos negamos a aceptarla. Según los psicólogos, así es como se rechaza el verdadero yo con todos nuestros defectos.

Pertenecer al mismo grupo social

La vergüenza española es más fuerte cuando nos asociamos involuntariamente con estar atrapados en una situación embarazosa. De hecho, este comportamiento puede servir como una especie de prueba psicológica. Nos consideramos parte del mismo grupo social que el agresor. Su comportamiento es en parte también el nuestro, lo que nos hace sentirnos avergonzados. Y esta asociación puede decirnos mucho sobre nosotros mismos.

Véase también: