¿Por qué cantan los gallos por la mañana?

¿Por qué cantan los gallos por la mañana?

La mayoría de las mañanas de las personas que viven en el campo comienzan con el canto de los gallos. Sí, es más temprano de lo que nos gustaría, pero ¿cómo podemos resistirnos a las leyes de la naturaleza? Pero, ¿por qué los gallos empiezan a cantar tan temprano por la mañana, por qué razón?

♥ ON TOPIC: ¿Cómo distinguen los animales a sus bebés de los extraños?

¿Para qué cantan los gallos?

Para empezar, conviene decir que los gallos no pueden ir en contra de su naturaleza y dejar de cucar. El sonido penetrante es una especie de canto, aunque no tan melodioso como el de otras aves. Al despertar, los gallos comienzan a cantar. Y el tiempo para ello se elige aproximadamente igual, tanto en invierno como por la mañana. Es interesante que los gallos no puedan dormir en exceso, ya que no están influenciados ni por el sol ni por otros factores. El reloj biológico es mucho más importante en este caso. Su papel es el más importante.

Tradicionalmente se cree que los gallos emiten su «cucú» al amanecer, pero este canto lo entonan también en otros momentos del día. En nuestra conciencia hemos asociado el canto de este pájaro con una hora determinada del día, pero este proceso tiene un significado biológico totalmente diferente. Está claro que los pájaros no creen que sea el momento de despertar a la gente. De hecho, este canto es necesario para establecer contacto con sus vecinos. El grito penetrante muestra a todos quién manda en la zona y confirma a la familia la inviolabilidad de la jerarquía establecida.

Te puede interesar:  Funda con teclado ClamCase Pro o cómo convertir un iPad Air en un MacBook

Mira el vídeo de abajo, donde el gallo grita hasta que se derrumba. Parece muy divertido.

La naturaleza ha dispuesto que cada ave tenga su propia zona para vivir, criar y alimentarse. Naturalmente, la criatura emplumada protege su asignación al menos de sus congéneres. Los gallos pueden incluso pelearse por él. Pero las constantes batallas entre los padres son malas para el conjunto de la población. Así que la naturaleza ha facilitado que los machos demuestren sus derechos, con un fuerte grito. Este sonido deja claro a los vecinos y competidores quién manda en la zona.

En las aves silvestres, estas señales desempeñan un papel más importante. Pero sus homólogos nacionales han conservado un modo de comunicación similar. Esto lo demuestran los gallos que confirman los derechos de su amo al gallinero por la mañana. Otros gallos, en cambio, responden haciendo señales para recibir la señal que se les ha enviado. Pero si hay varios gallos en el corral, el macho principal tiene «derecho a voto». Si un subordinado se atreve a hablar, el líder no responderá, sino que atacará inmediatamente.

En ausencia de un gallo, incluso una gallina puede cacarear, como demuestra el siguiente vídeo. Es más bien una excepción.

Ver también: