Solución de problemas del router TP-Link

Solución de problemas del router TP-Link

A pesar de su pequeño tamaño y su diseño sencillo, un dispositivo como el router es bastante complejo desde el punto de vista técnico. Y teniendo en cuenta la función de responsabilidad que el router resuelve en casa o en la oficina, su funcionamiento ininterrumpido es muy importante para los usuarios. El fallo del router provoca la interrupción del funcionamiento normal de la red local a través de la interfaz cableada e inalámbrica. ¿Qué puede hacer si su dispositivo de red TP-Link no funciona correctamente?

Índice

    Reparación del router TP-Link

    Los routers TP-Link están diseñados para funcionar durante años sin interrupciones y suelen estar a la altura de la buena reputación de su fabricante. Por supuesto, si se produce un fallo en el hardware, puede ponerse en contacto con los profesionales para reparar el dispositivo o comprar un nuevo router. Pero no te asustes inmediatamente y corras a la tienda. Es muy posible que la avería pueda ser corregida por usted mismo. Vamos a tratar de analizar juntos el algoritmo de acciones para restaurar la funcionalidad del router TP-Link.

    Paso 1: Comprobar el estado del módulo Wi-Fi en los dispositivos

    Si se pierde el acceso a la red local y a Internet en los dispositivos conectados al router de forma inalámbrica, es conveniente comprobar primero el estado del módulo Wi-Fi en el ordenador, el portátil o el smartphone. Es muy posible que hayas desactivado y olvidado accidentalmente activar esta función en tu dispositivo.

    Paso 2: Comprobar si el router tiene energía

    Si el router está en un lugar accesible para ti, debes asegurarte de que está enchufado y funcionando. Podría ser que alguien desconectara accidentalmente la alimentación de un aparato tan importante. Para encender el equipo, pulse el botón correspondiente en el cuerpo del aparato.

    Paso 3: Comprobar el cable RJ-45

    Cuando la conexión al router es a través de un cable RJ-45, puedes volver a conectar el dispositivo con él si tienes un cable similar de repuesto. Es posible que el cable se haya dañado durante el uso y que su sustitución solucione el problema.

    Paso 4: Reiniciar el router

    Existe la posibilidad de que el router se haya congelado o haya empezado a funcionar en un modo incorrecto. Por lo tanto, debería intentar reiniciar el router. Lea cómo se puede hacer esto en la práctica en otro artículo de nuestro recurso haciendo clic en el siguiente enlace.

    Leer más: Reiniciar un router TP-Link

    Paso 5: Comprobar el acceso a Internet

    En caso de que tengas acceso a la red local pero no funcione Internet, tienes que ponerte en contacto con tu proveedor de servicios de Internet y asegurarte de que no hay ningún trabajo de mantenimiento en la línea en ese momento. ¿O tal vez no pagaste tu cuota de suscripción a tiempo y se desconectó Internet?

    Paso 6: Configuración rápida del router

    Los routers de TP-Link tienen la capacidad de configurar rápidamente el dispositivo de red y puede utilizarlo para reconfigurar el dispositivo. Para ello, debes acceder a la interfaz web del router.

    1. En cualquier navegador escriba en la barra de direcciones la dirección IP real del router, por defecto TP-Link tiene esta 192.168.0.1 o 192.168.1.1, pulse la tecla Entre en.
    2. En la ventana de inicio de sesión que aparece, introduzca el nombre de usuario y la contraseña de acceso válidos en los campos, que son idénticos por defecto: admin.
    3. En el cliente web que se abre, vaya a "Configuración rápida"..
    4. En la primera página, seleccione su región y su zona horaria. Entonces, pase a la página siguiente.
    5. A continuación, debes seleccionar el modo de funcionamiento del router según tus necesidades, deseos y condiciones.
    6. En la siguiente pestaña, especifica tu país, ciudad, proveedor de servicios de Internet y tipo de conexión. Y luego seguimos adelante.
    7. Configure una conexión inalámbrica Wi-Fi. Activa o desactiva esta función.
    8. Ahora compruebe que los ajustes especificados son correctos y haga clic en el icono "Guardar".. Se realiza la prueba de conexión, el router se reinicia y la nueva configuración surte efecto.

    Paso 7: Restablecer la configuración de fábrica del router

    En caso de que el router funcione mal, puede ser útil restablecer la configuración del dispositivo a la configuración predeterminada de fábrica que estableció el fabricante. Puede obtener más información sobre el algoritmo de restablecimiento siguiendo el enlace a otra instrucción en nuestro sitio web.

    Leer más: Reiniciar el router TP-Link

    Paso 8: Actualizar el router

    Puedes intentar solucionar el problema del router reinstalando el dispositivo. Este método puede salvar al usuario en caso de que el router funcione mal. Lea más sobre los dispositivos de red de TP-Link que parpadean en otro artículo.

    Leer más: Reflashing del router TP-Link

    Si ninguna de las formas anteriores de resolver el problema ayudó a reanimar su router, entonces con toda probabilidad, le queda o bien ponerse en contacto con un especialista en servicio de reparación, o comprar otro router. Afortunadamente, los precios de estos dispositivos son bastante asequibles en la actualidad. Buena suerte.

    Nos alegramos de haber podido ayudarle con su problema.

    Describa lo que no le ha funcionado.
    Nuestros especialistas tratarán de responder con la mayor rapidez posible.

    ¿Le ha ayudado este artículo?

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información


    Parada Creativa