Consejos para elegir el sistema de archivos de una unidad flash

En la actualidad, las unidades flash han suplantado prácticamente a todos los demás medios de almacenamiento portátiles, como los CD, los DVD y los disquetes magnéticos. En el lado de las unidades flash innegable conveniencia en la forma de pequeño tamaño y la gran cantidad de información que pueden contener. Sin embargo, esto último depende del sistema de archivos en el que esté formateada la unidad.

Resumen de los sistemas de archivos más comunes

¿Qué es un sistema de archivos? A grandes rasgos, se trata de un método de organización de la información que entiende un sistema operativo, dividido en los documentos y directorios que los usuarios conocen. Los tres principales sistemas de archivos actuales son FAT32, NTFS y exFAT. Los sistemas ext4 y HFS (versiones para Linux y Mac OS respectivamente) no serán considerados debido a su baja compatibilidad.

En función de la importancia de las características de uno u otro sistema de archivos, se puede dividir en los siguientes criterios: requisitos del sistema, impacto en el desgaste del chip de memoria y limitaciones en el tamaño de los archivos y directorios. Consideremos cada criterio para los 3 sistemas.

Lea también:
Las mejores utilidades para formatear unidades flash y discos
Instrucciones sobre cómo cambiar el sistema de archivos de una unidad flash

Compatibilidad y requisitos del sistema

Probablemente sea el más importante de los criterios, sobre todo si piensas utilizar la unidad flash para conectarla a un gran número de dispositivos en diferentes sistemas.

FAT32
FAT32 es el sistema más antiguo aún vigente para organizar documentos y carpetas, desarrollado originalmente para MS-DOS. Tiene la mayor compatibilidad de todas: si una unidad flash está formateada en FAT32, es probable que sea reconocida por la mayoría de los dispositivos, independientemente del sistema operativo. Además, para trabajar con FAT32 no se requiere una gran cantidad de memoria y potencia de CPU.

NTFS
El sistema de archivos por defecto de Windows desde que ese sistema operativo migró a la arquitectura NT. Las herramientas para trabajar con este sistema están presentes tanto en Windows como en Linux y Mac OS. Sin embargo, hay ciertas dificultades con la conexión de unidades formateadas en NTFS a radios o reproductores de coche, especialmente de marcas de segundo nivel, así como a Android e iOS vía OTG. Además, la cantidad de RAM y la frecuencia de la CPU necesarias para el funcionamiento han aumentado en comparación con FAT32.

exFAT
El nombre oficial significa “FAT extendida”, lo que corresponde a la esencia: exFAT es una FAT32 más extendida y mejorada. Desarrollado por Microsoft específicamente para las memorias flash, este sistema es el menos compatible: estas memorias sólo pueden conectarse a ordenadores con Windows (al menos XP SP2), así como a smartphones Android e iOS. En consecuencia, la cantidad de RAM y la velocidad de la CPU que requiere el sistema también han aumentado.

Como puedes ver, en términos de compatibilidad y requisitos del sistema, FAT32 es el líder indiscutible.

Impacto en el desgaste del chip de memoria

Técnicamente, la memoria flash tiene una vida útil limitada, que depende del número de ciclos de sobrescritura del sector, que a su vez depende de la calidad del propio chip instalado en la flash. El sistema de archivos, dependiendo de sus propias características, puede alargar la vida de la memoria o reducirla.

Lea también: Guía para comprobar el rendimiento de las unidades flash

FAT32
Este sistema sale perdiendo frente a todos los demás en cuanto a su impacto en el desgaste: debido a su organización, maneja bien los archivos pequeños y medianos, pero fragmenta considerablemente los datos escritos. Esto conduce a un acceso más frecuente del sistema operativo a diferentes sectores y, como consecuencia, el número de ciclos de lectura y escritura aumenta. Por lo tanto, una unidad flash formateada en FAT32 durará menos.

NTFS
La situación ya es mejor con este sistema. NTFS depende menos de la fragmentación de archivos y, además, ya ha implementado una indexación más flexible de los contenidos, lo que afecta positivamente a la longevidad de la unidad. Sin embargo, la relativa lentitud de este sistema de archivos anula en parte la ventaja obtenida, y las peculiaridades del registro en el diario de datos obligan a acceder con más frecuencia a las mismas zonas de la memoria y a utilizar la caché, lo que también afecta negativamente a la longevidad.

exFAT
Dado que exFAT se desarrolló específicamente para su uso en unidades flash, es la reducción del número de ciclos de sobrescritura a la que los desarrolladores prestaron más atención. Debido a la naturaleza de la organización y el almacenamiento de los datos, reduce significativamente el número de ciclos de reescritura, especialmente en comparación con FAT32 – exFAT añade un mapa de bits del espacio disponible, lo que reduce la fragmentación, que es un factor importante en la reducción de la vida de una unidad flash.

Como consecuencia de lo anterior, podemos concluir que exFAT es la que menos afecta al desgaste de la memoria.

Límites de tamaño de archivos y directorios

Este parámetro es cada año más importante: el volumen de información almacenada, así como la capacidad de almacenamiento, no deja de crecer.

FAT32
Aquí llegamos a la principal desventaja de este sistema de archivos: limita el tamaño máximo ocupado por un solo archivo a 4 GB. En los tiempos de MS-DOS esto se habría considerado ciertamente astronómico, pero hoy esta limitación crea inconvenientes. Además, hay un límite en el número de archivos en el directorio raíz: no más de 512. Por otro lado, las carpetas que no son raíz pueden tener tantos archivos como quieras.

NTFS
La principal diferencia entre NTFS y el anteriormente utilizado FAT32 es el volumen prácticamente ilimitado que puede ocupar un determinado archivo. Por supuesto, existe una limitación técnica, pero no se conseguirá en un futuro previsible. Del mismo modo, la cantidad de datos en el directorio es prácticamente ilimitada, aunque superar un determinado umbral conlleva una fuerte caída de la productividad (una característica de NTFS). También cabe destacar que este sistema de archivos tiene un límite de caracteres para un nombre de directorio.

Lea también: Todo sobre el formateo de una unidad flash en NTFS

exFAT
El límite de tamaño de archivo permitido en exFAT es aún mayor en comparación con NTFS: es de 16 zettabytes, lo que supone cientos de miles de veces la capacidad de la unidad flash más grande disponible en el mercado libre. En las condiciones actuales, podemos considerar que el límite es prácticamente inexistente.

Conclusión – NTFS y exFAT son prácticamente iguales en este parámetro.

Qué sistema de archivos elegir

En términos de parámetros generales, exFAT es el sistema de archivos preferido, pero la desventaja de la grasa en forma de baja compatibilidad puede obligarle a recurrir a otros sistemas. Por ejemplo, es mejor formatear una unidad flash USB de menos de 4 Gb, que se planea conectar a la radio del coche, a FAT32: una excelente compatibilidad, alta velocidad de acceso a los archivos y bajos requerimientos a la memoria operativa. Además, es preferible hacer los discos de arranque para reinstalar Windows también en FAT32.

Lea más:
Cómo convertir una unidad flash de arranque en un disco de arranque
Cómo grabar música en un pendrive para que pueda ser leída por el equipo de música del coche

Las unidades flash de más de 32 GB que almacenan documentos y archivos de gran tamaño es mejor formatearlas en exFAT. Este sistema es adecuado para este tipo de unidades debido a que casi no hay límite de tamaño de archivo y la fragmentación es mínima. ExFAT también es adecuada para el almacenamiento de datos a largo plazo debido a su reducido impacto en el desgaste del chip de memoria.

Frente a estos sistemas, NTFS parece un compromiso: es adecuado para los usuarios que ocasionalmente necesitan copiar o mover cantidades medianas o grandes de datos en unidades flash de capacidad media.

Para resumir todo lo anterior, tenga en cuenta que la elección del sistema de archivos debe coincidir con las tareas y el propósito de usar su unidad flash. Cuando compre una unidad nueva, piense en el uso que le va a dar y, a partir de ahí, formatee en el sistema más adecuado.

Nos alegramos de haber podido ayudarle con su problema.

Describa lo que no le ha funcionado.
Nuestros especialistas tratarán de responder con la mayor rapidez posible.

¿Le ha ayudado este artículo?