¿Cuál es la diferencia entre un iPhone y un smartphone?

Los usuarios se preguntan a menudo cuál es la diferencia entre un iPhone y un smartphone. La pregunta es interesante, pero está mal planteada, ya que el iPhone también es un smartphone. En este artículo, veremos cuál es la diferencia entre el iPhone de Apple y los smartphones de otros fabricantes.

La diferencia entre un smartphone y un iPhone

Hace unos años, las diferencias entre el iPhone y los smartphones de otros fabricantes eran significativas: los dispositivos de la Apple se diferenciaban para bien en cuanto a características técnicas, diseño atractivo y uso de materiales de lujo (cristal, aluminio, acero inoxidable). Hoy en día se puede afirmar que los smartphones Android no tienen nada que envidiar al iPhone en cuanto a diseño, calidad y características técnicas, y algunos son incluso superiores.

Si hablamos del alto coste del iPhone, hay que compararlo con los precios de los mejores dispositivos Android: por regla general, en este caso, el coste de los smartphones es igual, y en algunos casos, curiosamente, el iPhone es más barato.

Diferencia 1: Sistema operativo

La primera y principal diferencia entre el iPhone y otros smartphones es el sistema operativo iOS. Este sistema operativo es interesante porque se utiliza exclusivamente en los dispositivos móviles de Apple. Tiene varias ventajas importantes:

  • Estabilidad. Debido al hecho de que iOS se instala en una pequeña gama de dispositivos, es más fácil para Apple llevar su rendimiento a la perfección. El usuario puede estar seguro de que incluso en un modelo antiguo de iPhone el sistema operativo funcionará correctamente;
  • La seguridad. A diferencia de Android, iOS es un sistema operativo cerrado, lo que hace prácticamente imposible que el software antivirus entre en tu dispositivo. La empresa modera muy cuidadosamente todas las aplicaciones que aparecen en la App Store y no permite la intrusión en el sistema de archivos, por lo que el riesgo de “atrapar” malware es casi nulo;
  • Actualizaciones. ¿Qué otro fabricante puede presumir de una asistencia tan duradera para sus dispositivos? Por ejemplo, iOS 11, que fue lanzado en 2018, es posible instalarlo en el iPhone 5S (este dispositivo fue lanzado en 2013);
  • Facilidad de uso. Apple siempre ha intentado fabricar dispositivos “para las personas”: una persona que se encuentre con el iPhone por primera vez necesitará unos minutos para acostumbrarse al nuevo sistema operativo. De ahí que haya una diferencia importante para algunos usuarios respecto a un smartphone Android: la falta de funciones avanzadas para personalizar el funcionamiento del dispositivo, una interfaz avanzada y opciones de personalización.

Distinción 2: Gama de modelos más reducida

Muchos fabricantes de teléfonos inteligentes, como Samsung, Xiaomi, con la esperanza de complacer a todos los usuarios, están ampliando constantemente su línea de dispositivos. El problema es la elección: a menudo dos modelos diferentes del aparato tienen características casi idénticas. Apple, en este sentido, es más evidente: es mucho más fácil elegir un iPhone adecuado en términos de coste y características debido a una pequeña gama de modelos.

Diferencia 3: No hay ranura para tarjetas de memoria

Esta distinción será considerada un inconveniente por muchos usuarios. Muchos smartphones Android admiten la instalación de tarjetas microSD. Al comprar un iPhone, debes tener en cuenta que no podrás ampliar el espacio del dispositivo, por lo que debes decidir de antemano la cantidad de memoria interna (y el precio depende de esto).

Distinción 4: El ecosistema de Apple

El ecosistema de Apple se puede experimentar si el usuario tiene otros dispositivos de la compañía, como el Apple Watch, el iPad, el MacBook o el Apple TV, además del iPhone. Todos ellos son capaces de interactuar entre sí, y el vínculo es la cuenta del ID de Apple.

Por ejemplo, puedes iniciar una conversación en un iPhone y continuarla en un iPad. Puedes enviar fotos al instante a tu MacBook, así como al iPhone de otro usuario que esté cerca de tu teléfono. Introduce tu contraseña de Wi-Fi en un dispositivo y se sincronizará automáticamente con otros gadgets. Navega por la web a través de Safari en tu MacBook, y continúa en cualquier dispositivo móvil: todas tus pestañas se sincronizarán automáticamente.

La conclusión es que todo esto se puede hacer en los smartphones de otros fabricantes, pero normalmente instalando aplicaciones adicionales. Con Apple, la comunicación entre dispositivos funciona desde el primer momento: el usuario sólo tiene que acceder a su cuenta de ID de Apple.

Distinción 5: Estado

No se puede negar el hecho de que para muchos, el iPhone es un dispositivo de estatus que uno quiere tener. A pesar de que en términos de diseño, la elaboración del sistema operativo, la elección de los juegos y programas de los gadgets de Apple se están moviendo a la par con los dispositivos de Android, muchas personas a este día quieren tener un teléfono inteligente, que lleva con orgullo el logotipo con una Apple mordida.

Hoy en día, la diferencia entre un iPhone y un smartphone es más transparente que, por ejemplo, hace cinco años. En resumen, el iPhone es un dispositivo para el usuario medio: no hay posibilidad de cambiar algo drásticamente, no hay acceso al sistema de archivos, pero hay una interfaz amigable, una garantía de estabilidad y seguridad. A los usuarios avanzados les gustará sin duda el dispositivo Android.

Nos alegramos de que hayamos podido ayudarle con su problema.

Describa lo que no le ha funcionado.
Nuestros especialistas tratarán de responder con la mayor rapidez posible.

¿Le ha ayudado este artículo?