Los puertos USB de la placa base no funcionan

Los puertos USB de la placa base no funcionan

Los fallos en los enchufes del bus serie universal, la principal interfaz de conexión de la placa base y los periféricos del ordenador, pueden ser muy frustrantes para el usuario. En el artículo de hoy, veremos las razones por las que el puerto USB de la placa base no funciona y las posibles soluciones.

Índice

    Causas de los fallos en los puertos USB

    Los requisitos previos para la situación en cuestión pueden ser un fallo o una configuración incorrecta del sistema operativo o del subsistema, errores de inicialización de los controladores, incompatibilidad con un dispositivo concreto o defectos/daños de la propia placa base. Empecemos con cada problema en orden y cómo solucionarlo.

    Lea también:
    Resolución de los problemas de rendimiento del USB tras la instalación de Windows 7
    El puerto USB del portátil no funciona: qué hacer

    Causa 1: Fallo del software del puerto

    La causa más común y fácil de arreglar de los fallos en los puertos es un conflicto a nivel de software entre el sistema y los controladores USB. Esto se debe a una acumulación de errores o a alguna incompatibilidad. Para solucionar el problema en este lado, realice los siguientes pasos:

    1. Haga clic en el botón PCM del sistema "Comienza".y luego seleccione "Administrador de dispositivos".
    2. Lee también: Cómo abrir el Administrador de dispositivos en Windows 10

    3. Ampliar el grupo "Controladores USB"para ver los dispositivos responsables de los puertos USB, luego haga clic en el acceso directo "Actualizar la configuración del ordenador".. Es probable que uno de los controladores simplemente se haya "salido" de la lista por alguna razón, y esta acción lo traerá de vuelta.
    4. Si no se ha actualizado nada, o si ha aparecido un controlador, pero los puertos siguen sin funcionar, entonces resalte sucesivamente todos los controladores con la LK y bórrelos usando el "Borrar dispositivo". o a través de la barra de menú contextual del mismo nombre.
    5. Reinicie el sistema para que pueda volver a "recoger" correctamente los controladores. Haga clic en el botón "Comienza"., haga clic en el acceso directo de apagado y seleccione "Reinicio"..
    6. Si los problemas con los puertos continúan, debe actualizar los controladores del controlador. Para ello, introduzca el "Administrador de dispositivos"., luego resalte primero el controlador USB, haga clic en "Acción". и "Actualizar controlador".El controlador también se puede actualizar en el menú contextual haciendo clic en los dispositivos necesarios (lo ideal es realizar este procedimiento en todos los controladores).
    7. Haga clic en "Buscar automáticamente los controladores actualizados".
    8. Espere mientras el sistema busca los controladores en la red.
    9. Después de la búsqueda, el sistema operativo puede actualizarlos automáticamente, o puede decirle que ya tiene instalada la versión más adecuada. Haga clic en el botón "Cerrar"..
    10. Nota: opcionalmente se puede inicializar "Buscar controladores actualizados en el Centro de Actualización de Windows". - esto puede ayudar si tu sistema operativo no se ha actualizado completamente en un tiempo.

      Lea también: Actualización de Windows 10 a la última versión

    11. Además, revisa los ajustes de potencia de los controladores y concentradores. Resáltalos, haz clic en el elemento de la barra de menús "Acción". y seleccione "Propiedades". o utilizar de nuevo el menú contextual.
    12. Haga clic en la pestaña "Gestión de la energía". y desmarcar la opción "Permite que esta unidad se apague para ahorrar energía". - Los fallos en los circuitos de alimentación también pueden dar la falsa impresión al ordenador de que los puertos USB pueden desconectarse. Haga clic en "DE ACUERDO". para guardar los ajustes.

    Siguiendo los pasos anteriores, se solucionará el problema de que los puertos no funcionen debido a un fallo del software de los controladores y a un conflicto con el sistema operativo, o bien, si no ha funcionado nada, se asegurará de que éste no sea el caso.

    Causa 2: Mal funcionamiento de la configuración de la BIOS

    El origen de la avería puede estar más profundo: en el subsistema de la placa base. Ahí se encuentran los ajustes iniciales, cuyos valores regulan la capacidad de utilizar los puertos USB. Para comprobarlos y, si es necesario, reconfigurarlos, entra en tu BIOS y sigue los pasos que se indican a continuación:

    Lee también: Cómo entrar en la BIOS de tu ordenador

    1. Vaya a los ajustes avanzados, que se denominan simplemente "Avanzado". o "Funciones avanzadas"y luego resalte la línea que contiene la palabra "USB"idealmente "Configuración USB"y pulse el botón "Entra"..
    2. Asegúrese de que todos los parámetros están en el estado "Activado"y si no, cambiar a ella a través de "Entra." y los botones de flecha. Si uno de los parámetros muestra "Desactivado"Lo más probable es que esta sea la razón por la que tus puertos no funcionan.
    3. Haga clic en "F10"y luego resaltando "De acuerdo"., pulse de nuevo "Entra". para salir de la BIOS y guardar los cambios realizados.

    De esta manera, le darás al subsistema una configuración para ejecutar todos los controladores USB posibles, después de lo cual la situación del puerto debería resolverse. Si no es así, está claro que no está en el entorno del software ni en el subsistema.

    Causa 3: Problema con un dispositivo concreto

    Pasando a los fallos de hardware, vale la pena iniciar el diagnóstico con un dispositivo en el caso de que los puertos dejen de funcionar cuando se conecta un dispositivo específico.

    Falta de poder.

    Es importante recordar que un cable USB no sólo conduce la señal digital, sino que también alimenta el dispositivo. Si lo que ibas a conectar al ordenador anteriormente funcionaba e incluso funciona con otros PC, tu placa base se comunica correctamente con otros dispositivos externos, lo más probable es que el problema ya no esté en sus puertos, sino en la fuente de alimentación. Sí, es posible que una fuente de alimentación de baja potencia no pueda alimentar ni siquiera un pequeño dispositivo conectado por USB a alta carga. En este caso, vale la pena comprobarlo: puede estar a punto de funcionar, o ya lo ha hecho, y afectar al buen funcionamiento del sistema. Es posible que los resultados del diagnóstico indiquen que el componente debe ser sustituido.

    Lea también: Cómo comprobar el funcionamiento de la fuente de alimentación de un PC

    Problemas con el cable

    No sólo el aparato puede chocar con la placa base: no hay que subestimar el papel del cable de conexión. Si está mal hecho o se deforma con el paso del tiempo, no es de extrañar que su funcionalidad se haya desgastado y el cable ya no pueda utilizarse como estaba previsto. Por supuesto, su cable puede estar en un estado ligeramente mejor que el que se muestra en la captura de pantalla, pero no obstante, si tiene marcas visibles o se sospecha que es de mala calidad, vuelva a comprobar la conexión del dispositivo con otro cable.

    Causa 4: Defectos en la placa base

    Llegando a la parte más "terrorífica", vale la pena mirar la placa base de tu ordenador. Los fallos en la misma pueden ser motivo de que los puertos USB dejen de funcionar, por lo que hay que abrir la caja y mirar la placa base de cerca.

    Leer más: Guía para diagnosticar la placa base de su ordenador

    Daños en el controlador

    En primer lugar, inspeccione los controladores de bus serie universal responsables de los puertos y que suelen estar situados en las propias tomas USB.

    Si ve que se deforma, se corroe, se funde o simplemente amarillea, por no hablar de que faltan virutas, ése es el origen del problema. En teoría, puede comprar nuevos controladores y soldarlos a la placa base, pero el procedimiento requiere conocimientos y habilidades adecuadas, por lo que es mejor confiar en los profesionales.

    Daños en la placa base

    Si los propios controladores están bien, así como las carcasas de software del ordenador, lo más probable es que esté en algún otro lugar de la placa base. Podría haberse quemado, pero de forma que siguiera funcionando sólo sin suministrar el voltaje adecuado a los puertos USB. Es posible que uno de los chips CMOS se haya fundido y ahora haya que sustituir toda la cadena. Los contactos que conectan el controlador y la propia placa podrían haberse oxidado discretamente.

    Lea más:
    Fallos importantes en la placa base
    Señales de una placa base quemada

    Por desgracia, esto no es algo que usted, como usuario normal, pueda manejar. Lo mejor es llevar la placa base a un servicio técnico donde te la arreglen o te diagnostiquen que "el paciente está más muerto que vivo" y te sea más fácil comprar una placa nueva.

    Hemos visto las principales situaciones en las que los puertos USB de tu placa base no funcionan. Esto puede ser un mal funcionamiento del software, o un fallo en la configuración tanto de Windows como de la BIOS, pero no descartes los conflictos de hardware y las averías que pueden ocurrir con la placa base entre otras cosas.

    Nos alegramos de haber podido ayudarle con su problema.

    Describa lo que no le ha funcionado.
    Nuestros especialistas tratarán de responder con la mayor rapidez posible.

    ¿Le ha ayudado este artículo?

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información


    Parada Creativa